Bienvenid@s a mi lindo espacio, un blog repleto de cosas kawaii/cute/preciosas.

ღღ Vuelve al blog si has dejado un comentario para ver tu respuesta ღღ


viernes, 3 de mayo de 2013

5 cositas random kawaii



¡Buenas, mis bonitos!

Voy a enseñaros cinco cositas kawaii cualquiera de mi cuarto y a contaros un poquito de ellas.








Una cajita de cerillas súper mona del tamaño de una moneda de euro.


Como podéis ver esta cajita de cerillas es muy pequeñita. Me la compré en Londres (de ahí la carcasa de la caja) la última vez que estuve, en febrero, y las cerillas ¡funcionan de verdad! Es increíble ver cómo cositas tan pequeñas hacen la función de sus mamás las reales. Me da mucha penita gastarlas




Un cortauñas de un gatito negro con la frase: "I'm... sweet cat".


Otra cosita que me compré en Londres, en el barrio chino ("China Town"), pero fue la primera vez que fui allí, en abril del año pasado. Es súper mono, con un cupcake entre las manos, y la verdad es que funciona muy bien.



Manta que se transforma en un conejito.


Esta manta me enamoró la primera vez que la vi en Oysho. Es genial, cerrada es como un conejito de peluche con sus orejitas, patitas y sus mofletes, abierta es bastante calentita. Lo único que no me gusta es que es pequeña para mi gusto, que me gusta taparme de los pies a la barbilla.
Hace poco vi en Oysho esta misma manta pero de Hello Kitty, ¡es súper kawaii!



Cajita para las lentillas.


Esta cajita de hipopótamos rosas tan bonita es la que me dieron con los circle lens que me compré en septiembre del año pasado. En la tienda online de Pinky Paradise, que es en donde yo las pedí, con la compra de unas circle lens te regalan una cajita de animalitos al azar para que las guardes. Tuve suerte porque a mi me tocaron los rosas!!, wiii 



Este osito súper pequeño además tiene un poquito de historia conmigo.


Uno de los viajes que más he disfrutado en mi vida y de los que más me enamoré del lugar fue cuando estuve el año pasado en York (Inglaterra) con mi ex. Es una ciudad súper bonita llena de cosas lindas por todos lados.
Las callecitas son estrechas y repletas de tiendas de juguetes, algunas sólo de peluches, preciosas tiendas de cositas vintage, ropa dulce (colores rosas y blancos)... Es una ciudad de princesas y de ambiente medieval.
Si yo tuviera que elegir una ciudad en la que vivir de Inglaterra sería con total seguridad ésta.


En una de las miles de tiendas de York en las que solamente venden ositos únicos (hechos a mano la mayoría, por lo que son bastante carillos...) encontré a Besty, este osito que os he enseñado. Estaba detrás de un montón de osos grandes, y de casualidad levanté uno y lo encontré allí debajo, me enamoré nada más verlo, en especial por su tamaño. Me costó 7 libras, pero mereció la pena, le he dado mucho uso, ahora la mayoría del tiempo lo tengo en mi mesita de noche.
Algunas de las fotos que le hice a Besty en el viaje:

Metido entre los botones de la camiseta de mi ex.

En el coche mientras pasábamos por una de las puertas de la muralla de la ciudad.

Con una de las bonitas calles de York de fondo.


En la mesa de la tetería más famosa y pijita de allí, Betty's, con las teteras y todo de plata y un macaron de fresas que estaba buenísimo.




Espero que os haya gustado y nos vemos prontito, ¡un besito grande!



2 comentarios:

  1. Me he quedado con ganas de ver mas cosas de York, ¡cómo lo pasó tu osito!. Besos, mamá.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿No te enseñé todas las fotos? Ya te las enseñaré entonces :) besitos

      Eliminar